Pedagogía

Suspensos del verano

Soy Manuel Pérez, pedagogo andaluz. Y seguimos con los temas que nos preocupan de Pedagogía Cotidiana.

El confinamiento mostró lo mejor de los ciudadanos. Sacamos sobresaliente en casa.  Los sanitarios y cuerpos de seguridad, matrícula de honor. 

Pero llegó el verano y nos relajamos. Y hemos suspendido. Hemos cateado las asignaturas de responsabilidad, mascarillas, distancia y consejos. Cuatro suspensos que nos condenan a repetir oleada. Ya estamos en la segunda. ¿Nos vamos a enterar en ésta o tampoco?

Déjanos tu comentario y comparte. ¡Ánimo!

1 COMENTARIO

  1. Bueno, cuando se clausuró el hospital de Ifema ya se vio por dónde iban los comportamientos de algunos «responsables» políticos que asistieron al acto, ante la estupefacción de médicos y enfermeras.
    Pero no acaba ahí la cosa: hace poco ha habido no sé cuántos contagiados en una fiesta que organizó el personal médico de un hospital, creo que con motivo de una jubilación.
    Abraham fue pidiendo a Dios que redujese la exigencia en el número de «hombres justos» antes de destruir Sodoma y Gomorra. Pero seguro que él mismo ya se sospechaba el percal. Yo he sido maestro, en colegios públicos, durante treinta y cuatro años; si el nivel cívico de la población española es el que he observado en las aulas, no tengo muchas esperanzas.
    Nos comen los chinos, ya verás.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *